Servidor web virtual Linux con VirtualBox en Windows 10

Hoy veremos como montarnos un servidor para desarrollo emulando las características de un hosting compartido en Linux.

Hemos seleccionado la máquina virtual gratuita más descargada para Windows 10. VirtualBox de Oracle, es una máquina virtual rápida y gratuita que nos permitirá tener instalado Linux en nuestro PC con Windows.

Para descargarla tendremos que acceder a la web oficial de VirtualBox y seleccionar el paquete que se adapte a nuestro sistema operativo. En nuestro caso Windows 10 de 64 bits (x64).

https://www.virtualbox.org/wiki/Downloads

Una vez tengamos descargado VirtualBox procedemos a instalarlo como cualquier paquete de Windows. Nos bastará con las opciones por defecto del instalador para este tipo de instalación.

Primer paso de la instalación de VirtualBox en Windows 10: Damos clic en Next >
Segundo paso de la instalación de VirtualBox en Windows 10: Dejamos todo por defecto y hacemos clic en Next >
Tercer Paso de la instalación de VirtualBox en Windows 10: Dejamos todas las opciones marcadas y hacemos clic en Next >
Cuarto Paso de la instalación de VirtualBox en Windows 10: Hacemos clic en “Yes”
Quinto Paso de la instalación de VirtualBox en Windows 10: Hacemos clic en “Install”
Sexto Paso de la instalación de VirtualBox en Windows 10: Ojo en este paso, es interesante hacer clic en “Instalar”
Séptimo Paso de la instalación de VirtualBox en Windows 10: Hacemos clic en “Finish” y se abrirá Oracle VM VirtualBox

Ahora debemos crear la máquina virtual para nuestro servidor web en Linux. Deberíamos tener abierta la siguiente ventana con el programa ejecutándose de forma correcta como te muestro en la siguiente captura.

Oracle VM VirtualBox instalado en Windows 10

Para crear nuestra máquina virtual Linux en VirtualBox hacemos clic en “Nueva”, el icono azul que tenemos en la barra de herramientas de la aplicación.

Hacemos clic en el botón “Nueva” de la barra de herramientas de VirtualBox

Nos aparecerá el siguiente “wizard” o formulario sencillo de configuración de máquinas virtuales. En este primer paso, debemos darle un nombre a la máquina virtual, seleccionar el directorio donde se guardará y deberemos indicar qué distribución de Linux vamos a emplear. En nuestro caso utilizaremos Debian por su sencillez y robustez.

Indicamos el nombre de la máquina virtual, su ubicación, el S.O. y la distribución de Linux que utilizaremos

En el siguiente paso debemos indicar cuánta memoria RAM vamos a dedicarle a la máquina virtual. Este parámetro podremos cambiarlo en el futuro. En nuestro caso tenemos 16Gb de RAM instalados en nuestra máquina, pero aún así le daremos 2Gb de RAM ya que para montar un simple servidor web y correr Apache y MySQL y aplicaciones basadas en Laravel, en un principio, es más que suficiente.

Indicamos 2Gb para nuestra máquina virtual con VirtualBox y Debian Server

Después debemos crear el disco duro virtual en el que se instalará nuestro sistema operativo.

Indicamos que deseamos crear un disco duro virtual

A continuación seleccionamos el tipo de disco duro virtual, en nuestro caso lo dejaremos por defecto en VDI, ya que no moveremos ni necesitamos abrir dicho disco virtual con otra máquina, puesto que se trata de un servidor de pruebas.

VDI es la opción por defecto y es la que seleccionaremos para montar nuestro servidor de pruebas

El siguiente paso será indicar el tipo de almacenamiento del disco duro virtual. En nuestro caso por el tema de ahorrar algo de espacio, aunque el disco duro de tamaño fijo es más rápido que el dinámico, dejaremos la opción por defecto que es ésta última opción, “Reservado dinámicamente”.

La opción “Reservado dinámicamente”, es más lento pero en un principio ocupa menos espacio real en nuestro disco duro. Mientras que “Tamaño fijo” es más rápido y funciona mucho mejor, pero desde el minuto uno ocupa en el disco físico el tamaño que le otorguemos

Por último seleccionamos el tamaño de nuestro disco duro virtual. En nuestro caso como disponemos de 2Tb, le daremos unos 20Gb, más que suficiente para nuestras pruebas.

Con 20Gb tenemos más que suficiente para montar nuestro servidor de pruebas.

Y ahora sí, ya tenemos lista nuestra máquina virtual para instalar nuestra distribución de Linux preferida. Podéis utilizar la versión que más os convenga. En nuestro caso hemos seleccionado Debian, pero estos pasos los podéis utilizar para otras versiones de Linux o incluso Windows.

Esta sería la vista resumen de nuestra máquina virtual

Ahora deberemos descargar nuestra versión de Debian. Para ello accedemos a la web de Debian y descargamos la opción que mejor se adapte a nuestros requerimientos. En mi caso he optado por la versión ligera que descarga todos los componentes necesarios de la red durante la instalación, pero la descarga de la ISO es mucho más veloz, aunque sí es cierto que la instalación será algo más lenta.

Selecciono la versión de instalación pequeña en vez de descargar una ISO completa del sistema operativo Debian

Ahora selecciono la versión i386 ya que nuestra máquina virtual es de 32bits.

La versión para nuestra máquina virtual es i386 porque el procesador virtual que hemos configurado es de 32 bits

La imagen liviana en total pesa unos 350Mb aproximadamente y contiene todo lo necesario para lanzar la instalación e instalar los paquetes principales de esta distribución Linux. Hay que tener en cuenta que la descarga suele ser algo lenta debido al poco ancho de banda del que dispone la web de Debian. Es por ello que os recomiendo la descarga de instalación pequeña y además por Torrent. Aquí tenéis el enlace al torrent: https://cdimage.debian.org/debian-cd/current/i386/bt-cd/

Al pie de la página encontraréis todos los enlaces y debéis seleccionar el que más os interese. En menos de 3 minutos deberíais tenerlo descargado y listo para instalarlo en nuestra máquina virtual.

Instalando Debian Linux en Oracle VirtualBox bajo Windows 10

Antes de continuar, debemos tener habilitada la virtualización de nuestro procesador (Intel VT-x). Cada fabricante lo va a denominar o lo va a incluir en un menú diferente, así que de poca ayuda os puede servir mi advertencia, pero sí es cierto que por lo general está en el menú del procesador de la BIOS UEFI.

Una vez tengamos descargada la imagen ISO de nuestro Debian, arrancamos la máquina virtual haciendo doble clic sobre ella o bien en el icono verde “Iniciar”. Cuando arranque como no tiene sistema operativo, nos aparecerá un mensaje en el que debemos indicarle dónde tenemos la ISO para proceder con la instalación.

Una vez seleccionemos la ISO de instalación de Debian, cargará el menú de instalación. Para hacerlo más sencillo seleccionaremos la primera opción “Graphical Install” que se trata de una instalación que nos guiará paso a paso y de una manera muy sencilla.

El siguiente paso será seleccionar el idioma de la instalación. En nuestro caso “Spanish – Español”

Aquí seleccionamos el idioma que deseemos de nuestra distribución de Debian Linux

Una vez seleccionemos el idioma deseado, ya nos aparecerán todos los textos del asistente de instalación en dicho idioma. Y el siguiente paso es seleccionar nuestro país.

Aquí seleccionamos el país en el que nos encontramos para temas como la moneda, comas, fechas, moneda,…

Por último en este apartado de localización e idioma, debemos seleccionar la distribución de nuestro teclado. En nuestro caso, nuevamente “Español”.

Seleccionamos la distribución de nuestro teclado

Ahora el proceso de instalación continuará copiando todos los archivos necesarios al disco duro.

Proceso de instalación del sistema operativo Debian Linux

Ahora personalizamos nuestra máquina virtual. En primer lugar le damos el nombre que deseemos. En nuestro caso, vamos a llamarla “debianserver” para que nos quede claro, aunque también la trabajaremos a modo de cliente, pero para el desarrollo de nuestras aplicaciones, nos quedará mucho más claro así. Vosotros podéis colocarle el nombre que más os guste.

“debianserver” es el nombre que hemos elegido para nuestra máquina virtual

El siguiente paso será indicarle si se encuentra en algún dominio o si por el contrario es el propio proveedor del dominio en sí. En nuestro caso, no vamos a montar una red de equipos conectados a ningún dominio, así que este paso lo dejaremos en blanco y daremos clic en “Continuar”.

No es necesario dar ningún nombre de dominio para nuestro propósito

Ahora dotamos de seguridad a la cuenta de super usuario con una contraseña.

Escribir una clave para la cuenta de root o super usuario

Ahora indicamos el nombre que deseamos utilizar como usuario en nuestra máquina virtual con Debian Linux. En mi caso, “alex”.

No doy el nombre completo ni apellidos ni más info, con el nombre de pila es más que suficiente

Ahora sí creamos el nombre de usuario o alias que deseamos utilizar. Yo utilizaré el mismo que en el paso anterior. Ya sabes cuále es ¿verdad?

Nuestro nombre de usuario o alias

Ahora le damos algo de seguridad a nuestra cuenta personal de usuario. Ojo que no somos root. Por seguridad yo utilizaría una clave diferente a la utilizada para el usuario root o super usuario.

Indicamos la clave para nuestra cuenta personal

Después de un breve proceso de configuración del instalador (en la máquina virtual VirtualBox de Oracle y mi equipo con 16Gb de RAM, no ha tardado ni 1 segundo, así que no habrá captura de este micro paso), debemos indicar si nos encontramos en las Islas Canarias, Ceuta y Melilla o en la Península. Estas opciones nos las da porque hemos hecho la instalación en España.

En mi caso, como soy de Alicante, selecciono Península.

Nuevamente un proceso de configuración de nuestro instalador de Debian Linux en el que realiza una lectura de los discos duros disponibles para realizar la instalación.

Proceso de configuración de Debian Linux

Como no vamos a realizar nada especial, dejamos por defecto la opción “Guiado – utilizar todo el disco”.

Con la opción por defecto, vamos más que sobrados

Ahora nos debe aparecer el disco duro virtual que hemos creado en pasos anteriores. Lo seleccionamos y hacemos clic en “Continuar”.

Listado de discos duros disponibles para la instalación de Debian Linux en nuestra VirtualBox de Oracle

Continuamos con la configuración de los discos duros virtuales. Nuevamente, en mi caso, la opción por defecto me viene que ni pintada.

En mi caso utilizo la opción de no particionar el disco duro virtual

Penúltimo paso en cuanto a configurar el disco duro se refiere, nos muestra un resumen de las tareas que va a realizar sobre el disco duro virtual. Si habéis seguido los pasos de este tutorial, estará todo correcto y podremos darle a “Continuar” sin miedo alguno.

Resumen de la configuración del disco duro virtual

Y ahora sí, por último, nos pedirá que confirmemos que está todo correcto para que pueda proceder a configurar nuestro disco duro virtual.

Confirmación sobre la configuración de nuestro disco duro virtual

Ahora sí que sí, inicia el proceso real de instalación del sistema operativo en nuestro disco duro virtual. Este proceso tardará unos minutos.

Proceso de instalación de Debian Linux en VirtualBox bajo Windows 10

Ahora nos solicita permiso para descargar una répicla de las aplicaciones que se instalarán en nuestra máquina virtual. Lo aconsejable en nuestro caso sería decirle que “No” y sólo instalar aquello que nosotros deseemos para hacer lo más liviano posible nuestro servidor. Sin embargo, también utilizaremos esta máquina virtual como cliente, así que terminaré diciéndole que “Sí”. Os dejo a vosotros la elección.

Selecciono que “Sí” puesto que también voy a utilizar está máquina virtual como cliente

Pasamos pues a configurar la localización de nuestro repositorio de paquetes. Como me encuentro en España, pues eso, selecciono España.

Desconozco qué servidor es el más óptimo para realizar esta configuración, así que dejaré el que viene por defecto.

ftp.es.debian.org Imagino es el repositorio principal, no debería ir mal

Le indicamos si navegamos a través de un proxy. Como no es nuestro caso lo dejamos en blanco.

Configuración del proxy en VirtualBox Debian Linux

Una vez llegamos a este punto, ya podrá descargar los paquetes necesarios del repositorio.

Descarga la réplica de los paquetes del repositorio

Un poco de intimidad por favor. No, está bien, si se tratara de un equipo normal, y con normal me refiero a no un equipo de pruebas y además virtualizado, le daría que sí, pero ¿para qué gastar recursos en enviar información a los desarrolladores de una máquina que no va a portar nada?

En mi caso, creo que la mejor opción es “No”

Y ahora viene algo chulo, debemos elegir que entorno de escritorio queremos para nuestro nuevo Debian Linux. Pero ¿qué opciones tenemos? ¿Cuál elegiremos?

Gnome

Gnome para Debian Linux

Gnome ya viene siendo un clásico desde que fue el escritorio oficial en Ubuntu. A mí, personalmente no me hace demasiado, pero he de decir que es un escritorio bastante robusto. Ahí lo dejo.

Xfce

Resultado de imagen de Xfce 4.14
XFce 4.14 para Debian Linux

Este entorno de escritorio está algo descontinuado. Anunciaron la hoja de ruta de desarrollo de este entorno hace ya casi 4 años. Así que, para mí, desaconsejado por completo por posibles fallos que pueda ocasionar en futuras versiones de Debian, aunque por el momento es totalmente funcional.

KDE

KDE para Debian Linux

Para mí, uno de los mejores entornos de escritorio para tu Linux. Tiene una comunidad gigante y ahora con el ensamblador de equipos basados en softwre libre valenciano (España) Slimbook, podemos asegurar que KDE tiene para mucho. En Suenyos.Com estamos ahorrando para hacernos con un Katana II como poco. Son paisanos nuestros y tienen unas máquinas increíbles. Os animamos a que les echéis un vistazo. https://slimbook.es

Cinnamon

Cinnamon-Mint
Cinnamon para Debian

Se trata de un fork de Gnome Shell 2, cuando Gnome molaba. La verdad no está nada mal y para los usuarios que vienen de Windows les va a encantar.

Mate

/screens/screenshot.jpg
MATE para Debian Linux

Otro fork más de Gnome Shell 2, aunque este algo más descontinuado. La última versión se lanzó en Febrero de 2018, hace ya casi un año.

LXDE

LXDE para Debian Linux

Quizás el más feo de todos y también bastante olvidado.

Mi elección de entorno de escritorio es…

Pues bien, mi elección será la de KDE. ¿Qué pasa? Me mola bastante más que el resto de opciones. Además, como podéis observar no selecciono la opción de “Web server” ya que lo instalaremos paso a paso más adelante.

Entorno de escritorio Debian, …KDE, servior de impresión, Utiidaes estándar del sistema

Pues bien, a esperar a que instale todo lo que hemos seleccionado… Puede tardar unos 15-30 minutos dependiendo de vuestra conexión a Internet. Así que, paciencia, mucha paciencia.

Proceso de instalación Debian linux

Bien, ya debería estar todo instalado. Ahora es el momento de instalar el gestor de arranque de Linux conocido como GRUB. Como se trata de una máquina virtual exclusiva para Debian Linux, no hay otro sistema operativo instalado en el disco duro virtual. GRUB lo sabe, pero quiere asegurarse y por ello nos pregunta si puede crear el boot de arranque únicamente para Debian Linux. En nuestro caso, seleccionaremos que “Sí”.

Configuración de GRUB en Debian Linux

Ahora seleccionamos el disco duro virtual en el que está instalado ya nuestro Debian Linux.

Seleccionamos el disco duro virtual

Nuevamente un proceso de configuración de GRUB y…

Finalizando la instalación de Debian Linux en VirtualBox de Oracle

Y ya tenemos listo nuestro Debian Linux en nuestra máquina virtual VirtualBox de Oracle. Debemos quitar la imagen ISO del emulador de lector CD-ROM para que arranque directamente desde el disco duro virtual y listo.

Último paso antes de disfrutar de nuestro Debian Server Linux en nuestra máquina virtual

Una vez arranque, nos aparecerá la pantalla de inicio de sesión.

Y cuando nos identificamos…

Pantalla de carga del entorno de escritorio KDE

Ahora sí que sí, nuestro escritorio.

Se aconseja instalar las herramientas Guest Aditions de VirtualBox para una mayor integración con el sistema host a nivel de controladores y demás.

Abrimos la consola presionando el botón “K”, como si del botón de inicio en Windows se tratara y escribimos directamente “konsole”. Una vez tengamos la consola abierta colocamos los siguientes comandos.

cd /media/cdrom0/
sudo sh ./VboxLinuxAdditions.run

Con el primer comando nos dirigimos a la carpeta del ISO que contiene los instaladores de los Guest Additions de VirtualBox. Y con el segundo, instalamos el paquete en sí. Reiniciamos la máquina virtual y listo. Ya tenemos nuestra máquina virtual lista para su uso. Ahora podemos colocarlo a pantalla completa entre otras características más.

En próximas entradas…

Veremos como configurar el servidor web en nuestra máquina virtual Debian Linux y consumir el servicio web desde el host en Windows 10.

¡Nos vemos en breve y feliz 2019!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: